Las Leyes de Tomball Leash pueden ayudar a compensar las deficiencias en las leyes de Texas Dog Attack

En el estado de Texas, no todos los perros reciben el mismo trato. El hecho de que el dueño de un perro pueda ser considerado civilmente responsable por los daños causados ​​por su perro a menudo depende de la ciudad o el condado donde se encuentre el perro. Es importante que sepa cuáles son las leyes de su condado para conocer sus derechos.

Leyes de perros peligrosos en todo el estado de Texas

El Código de Salud y Seguridad de Texas establece las leyes mínimas que deben seguirse en el Capítulo 10 del Título 822. Estas regulaciones se refieren a "perros peligrosos". Un "perro peligroso" se define como un perro que ha realizado un ataque no provocado a una persona que causa lesiones corporales en un lugar que no sea un recinto calificado, o; el perro comete actos no provocados que no sean dentro de un recinto calificado y esos actos hacen que una persona crea razonablemente que el perro atacará y causará lesiones corporales a esa persona. Código de Salud y Seguridad de Texas 822.041 (2). Una vez que el dueño se entera de que el perro es peligroso, se le exige que lo registre con control de animales y que lo sujete en todo momento. No hacerlo puede resultar en responsabilidad civil y penal. Código de Salud y Seguridad de Texas 822.044.

Conocimiento del comportamiento agresivo del perro

La ley de Texas contiene un defecto evidente. Si el propietario no tiene conocimiento de un ataque previo o de actos calificativos de agresividad que hagan que alguien perciba un ataque como probable, la ley simplemente no se aplica. Por lo tanto, una persona puede mantener cualquier tipo de perro que le guste en su propiedad y afirmar que desconoce que el perro era agresivo o había atacado a alguien. Esto es cierto incluso si el perro es un pit bull entrenado como una pelea de perros de pelea. Además, dado que la ley solo se aplica a los "perros peligrosos", no existe una ley de correa o un requisito de restricción impuesto a los perros que aún no han atacado a nadie.

La regla de una mordedura libre

La ley estatal es efectivamente una codificación del derecho común estatal que comúnmente se conoce como el "una regla de mordida gratis. ”El nombre proviene del hecho de que, según el derecho consuetudinario, el dueño de un perro no tiene la obligación de actuar para evitar que un perro muerda a alguien a menos y hasta que ese perro haya mordido a otra persona, lo que hace que el dueño se dé cuenta del peligro propensión al ataque. De hecho, el estatuto de Texas, como la regla de una mordida libre, le da a cada perro una primera mordida gratis antes de imponer el deber de actuar.

Códigos de perros peligrosos municipales

El Código de Salud y Seguridad de Texas permite que los municipios y condados promulguen sus propias leyes caninas más estrictas, sin embargo, prohíbe la promulgación de leyes que son leyes específicas de la raza. Por lo tanto, una ley que establece que los dueños de pitbull o rottweiler están acusados ​​de saber que su perro es peligroso en virtud de las propensiones de la raza estaría prohibido.

Muchos municipios y condados de Texas han promulgado sus propias leyes. Como regla general, las leyes del condado solo se aplican en áreas que no están incorporadas o en ciudades donde no se han promulgado leyes municipales sobre correas o perros peligrosos. Las leyes promulgadas por los condados y municipios tienden a caer en las categorías 2. 1) Leyes de perros peligrosos y 2) Leash Leash.

Código de perro peligroso de Tomball

Tomball tiene tanto una ley de perros peligrosos como una ley de correa. La peligrosa ley de perros en Tomball, sin embargo, hace poco más que otorgar a la salud de la ciudad y a las oficinas humanas el poder de determinar que un perro es "vicioso" y luego requiere que se mantenga en un recinto cerrado y enjaulado o amordazado cuando se lo mueve. Esta ley realmente no impone más obligaciones nuevas por parte del dueño del perro que la ley estatal. (Ver código de ordenanzas de Tomball 10-42).

Leyes de Tomball Leash

La ley de correa, Código de Ordenanzas 10-41 de Tomball, exige que "todos los perros y gatos se mantengan sujetos a restricciones" La definición de "restricción" permite que los perros estén en una línea o correa de no más de 6 pies, en un automóvil , o en las instalaciones del propietario / cuidador siempre que el perro no tenga acceso a una acera o calle. La Sección 10-43 pretende responsabilizar a un propietario "por cualquier comportamiento de un perro o gato bajo las disposiciones de estas reglas". Es muy importante conocer esta ley de correa si un perro te ataca. La ley de la ley del estado y del derecho consuetudinario de un mordisco permitiría que un perro que es un delincuente por primera vez salga completamente libre. Sin embargo, la ley de correa de Tomball posiblemente impone un mayor deber al propietario para asegurarse de que su perro nunca sea libre, independientemente de si el perro lo ha hecho antes o no.

Desafortunadamente, ningún caso judicial ha probado la utilidad de la ley de correa de Tomball en el contexto de un caso civil de lesiones personales. Queda por ver si los tribunales permitirán que esta declaración general de que el propietario es "responsable de cualquier comportamiento" signifique civilmente responsable y no solo penalmente responsable. Es, sin duda, un argumento que vale la pena hacer.

Si necesita hablar con un abogado de ataque de perros sobre la correa de la ciudad de Tomball o las leyes sobre perros peligrosos, llame a Simmons y Fletcher, PC al 713-932-0777 para una consulta gratuita.

Autor